lunes, 24 de septiembre de 2007

Más de Cien Mentiras

^
Tenemos memoria, tenemos amigos,
tenemos los trenes, la risa, los bares,
tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,
tenemos moteles, garitos, altares.

Tenemos urgencias, amores que matan,
tenemos silencio, tabaco, razones,
tenemos Venecia, tenemos Manhattan,
tenemos cenizas de revoluciones.

Tenemos zapatos, orgullo, presente,
tenemos costumbres, pudores, jadeos,
tenemos la boca, tenemos los dientes,
saliva, cinismo, locura, deseo.

Tenemos el sexo y el rock y la droga,
los pies en el barrio, y el grito en el cielo,
tenemos Quintero, León y Quiroga,
y un "bisnes" pendiente con Pedro Botero.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos un as escondido en la manga,
tenemos nostalgia, piedad, insolencia,
monjas de Fellini, curas de Berlanga,
veneno, resaca, perfume, violencia.

Tenemos un techo con libros y besos,
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre.

Tenemos talones de Aquiles sin fondos,
ropa de domingo, ninguna bandera,
nubes de verano, guerras de Macondo,
setas en noviembre, fiebre de primavera.

Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,
que importa, lo siento, hasta siempre, te quiero,
hinchas del atleti, gángsters de Coppola,
verónica y cuarto de Curro Romero.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos el mal de la melancolía,
la sed y la rabia, el ruido y las nueces,
tenemos el agua y, dos veces al día,
el santo milagro del pan y los peces.

Tenemos lolitas, tenemos donjuanes;
Lennon y McCartney, Gardel y LePera;
tenemos horóscopos, Biblias, Coranes,
ramblas en la luna, vírgenes de cera.

Tenemos naufragios soñados en playas
de islotes sin nombre ni ley ni rutina,
tenemos heridas, tenemos medallas,
laureles de gloria, coronas de espinas.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos caprichos, muñecas hinchables,
ángeles caídos, barquitos de vela,
pobres exquisitos, ricos miserables,
ratoncitos Pérez, dolores de muelas.

Tenemos proyectos que se marchitaron,
crímenes perfectos que no cometimos,
retratos de novias que nos olvidaron,
y un alma en oferta que nunca vendimos.

Tenemos poetas, colgados, canallas,
Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,
abuelos que siempre ganaban batallas,
caminos que nunca llevaban a Roma.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

-

De Joaquín Sabina, del disco Esta boca es mía (1994).
Si bien el poema es en sí mismo significativo y precioso, con la música gana infinito. A mí me pone la piel de gallina cada vez que la escucho.
v

6 comentarios:

NUTXO dijo...

Tenemos 1000 motivos por los que sentirnos afortunados
tenemos 1000 cosas por conocer
tenemos 1000 personas con las que cruzarmos todavia
tenmos 1000 historias para contar

Sabina es un poeta y lo bueno de los poetas es que se dan cuenta de las cosas cuotidinas y nos las cuentan xq a veces las olvidamos y son realmente necesarias e importantes

bexitos

nesi dijo...

Bonita canción de Sabina, pero siempre me sobró la verónica y cuarto de Curro Romero.
Yo, claro, porque es flaco, canalla y poeta y algunas de sus canciones, bueno, ya sabes...
Que si no...


Y leyendo la letra, con la calma, me viene a la cabeza esa nota que Martín le escribe a Hache donde le dice, que buscar razones para vivir es una buena razón para seguir viviendo... y si no las hay, pues hay que inventárselas.

Tú escribiste también una canción así, ahora que pienso. "Cosas que me gustan", o algo así. Yo un día también la escribiré...

...para no cortarme de un tajo las venas.

Besos!

torrik dijo...

Ufff, leo y me emociono, y tarareo y más me gusta... Canalla Sabina... cuanto me habrá cantado, porque me canta a mi, lo sabeis no?

Bueno pasaba a contarte que por fin hay video en mi blog y es para usted... no es muy bueno pero... que le vamos a hacer... ya me cuentas cosillas ok?

Un beso y con ganas de tenerte más cerca, y no sólo por la red o por comentarios de las molineras, molinero.

BarakKhazad dijo...

Nutxo, en efecto. Estoy de acuerdo sobre todo con tu tercera opción. Y añado una:
Tenemos 1000 polvos que echar todavía.

Nesi, pues sí, Sabina es torero, curiosamente... pero es como Jaime Urrutia, es torero por cañí, por español.
Martín Hache...
últimamente, no sé porqué, te dedicas a recordarme todas las mejores pelis que he visto XD
y sí, lo de mis "cosas que me gustan" era Lo que sí, lo que salvo, entrada hermana de otra llamada Lo que no, lo que quemo. Las dos acababan en Imaginar, recordar, evocar.... Personalmente, me gustó bastante escribir esas entradas, aunque no tuvieron el efecto esperado XD De todas formas... Sabina sí es un poeta. :-)

Torrik, a ti tambiéeeen?? :-) qué li fuerte! Esta tarde veré ese video que me dices! q emoción, q emoción, q será? Gracias!!! :*

nesi dijo...

Ni cañí ni que ocho cuartos. Nada, nada, sin excusa. Pero ya te digo, me gana por flaco, canalla y poeta. Por voz de muchos bares y por el bombín, porq siempre me gustaron los hombres con sombrero.

Y mientras escribo, decidí escuchar una de sus canciones... Y, con tu permiso y el de la Torri, ésta es mía...

"Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel...
por mis sueños va,
ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje.
Luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer..."

Y seguría cantando pero, aunque sea mi canción, es tu blog...

"¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?"

Y por una como ésta se queda del lado de lo que me gusta, de lo que salvo. Si es que me vendo por cuatro versos...

BarakKhazad dijo...

Todos nos vendemos por cuatro versos, linda. Y más si nos los cantan al oído.

Esa canción también fue mía un tiempo :-) me gusta :)
y sabes esa otra que dice... ?

Buenos Aires es como contabas, hoy fui a pasear
y al llegar
a la Plaza de Mayo me dio
por llorar
y me puse a gritar ¿donde estás?

Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
corazones de miga de pan, sombreritos de lata...


Nesi, siempre hay islas en las que naufragar. En algunas habrá negritos bailando reggae, en otra viejos rockeros que nunca mueren, e igual en alguna nos encontramos con verónica y cuarto de Curro Romero. Pero aún así valdrá la pena.

Más de cien islas que valen la pena.

Y seguiría divagando, pero era tu canción. Eso sí, esta boca es mía :-)


(por cierto, el finde del 9 de octubre, medieval en Oropesa! :)

Mi Feevy: Blogroll