viernes, 22 de junio de 2007

Imaginar, recordar, evocar...

^
Nota: este artículo es una brevísima glosa, en gran medida de carácter retrospectivo, aunque con voluntad reflexiva, acerca de la gnoseología. Se recomienda encarecidamente al lector poco interesado que se lo salte :-)

Aristocles Podros, más conocido como Platón, el de los anchos hombros, padre de todos los racionalistas, y no Descartes, postuló en primer lugar que es la mente, el intelecto, en definitiva, la Razón, la responsable de la adquisición del conocimiento, y no la experiencia. Para él, una serie de Ideas absolutas e inmutables ajenas al hombre sostienen la base del epistéme: son así queramos o no, y son innatas, y seguirán siendo así tras nuestra muerte, y seguirían siendo así de hecho aunque no hubiera jamás hombre alguno que las observara. Por ejemplo, el hecho de que la suma de los ángulos de un triángulo sea 180º. Independientemente de que haya o no un matemático que defina qué deba ser un Triángulo, pues éste se trata de una Idea, o concepto absoluto inherente a la propia naturaleza del mundo. O que la distancia más corta entre dos puntos sea la linea recta. Independientemente de que algún geómetra observe este hecho o no.

Adicionalmente, Platón formuló la teoría de la reminiscencia, anamnesis, según la cual todo proceso cognitivo se trata simplemente de un recordar lo ya aprendido y olvidado... "Nuestra alma recuerda una verdad a la que tuvo acceso antes de encarnarse y vivir en este mundo material, nuestra alma recuerda algo que conoció cuando vivía en el mundo de las Ideas", y que mediante la ayuda de un mentor y, probablemente, la mayéutica, acabará aflorando en conocimiento. De esta forma, no hay gran mérito para los hombres en el mundo material, pues son sus almas las que aprendieron todo lo que hay que saber, y ahora se limitan simplemente a recordar...

Mil setecientos años después, tras muchos cavilares, a Locke se le ocurrió el símil de la tabula rasa. Es decir, que no hay nada pre-aprendido, grabado o "programado" en tejido alguno, ni en nuestro cerebro, ni en el ADN (desconocido en aquella época) ni en la factura del universo en sí mismo. Así pues, el factor clave en la adquisición de conocimiento es la Experiencia, y más concretamente, la percepción sensorial. Según esta postura, las ideas se forman por tanto a partir de representaciones o "realidades" percibidas en el mundo sensible, o sea, el nuestro, de forma que la intuición, la revelación, o el raciocinio a priori no son suficientes para explicar y prever el mundo. El empirismo dio importantes frutos no sólo en cuanto a filosofía del conocimiento o teoría de la ciencia, sino por supuesto en disciplinas aplicadas fundamentales como la medicina.

Deducción e inducción quedaron enfrentadas, al igual que lo universal y lo particular. Aristóteles, paradójicamente discípulo de Platón, comenzó las posturas empiristas que siglos después derivarían en los textos de Berkeley, Hume y el propio Locke. Uno de los más famosos lemas peripatéticos dice "Nihil est in intellectu quod non prius fuerit in sensu", nada hay en la mente que previamente no estuviera en los sentidos. Sin embargo, Descartes, con su "Cogito ergo sum", pienso luego existo, y Leibniz y Spinoza, mantuvieron filosofías racionalistas basadas en ciertos de los postulados platónicos, evidentemente evolucionados. Por su parte, Kant trató de hermanar el racionalismo y el empirismo, enfrentados en el siglo XVII, con su apriorismo, distinguiendo disciplinas en las que los juicios sintéticos a priori no son posibles y disciplinas en las que sí, teniendo validez universal, y admitiendo la verificación de los juicios sintéticos a posteriori mediante la experiencia, dotándolos de validez particular.

El conocimiento es, por tanto... ¿Idear? ¿Reconocer Ideas del mundo trascendental en nuestro mundo sensible? O por el contrario, ¿es verificar, inducir, prever?

Imaginar, recordar, evocar...
Olvidar, aprender...
Quizá todo ello forme parte del mismo tejido.

Dos fragmentos, el primero de Olórin, Tharkûn, o Mithrandir:

Sí, soy Gandalf el blanco ahora. [...] He pasado por el fuego y por el agua profunda desde que nos vimos la última vez. He olvidado buena parte de lo que creía saber, y he aprendido muchas cosas que había olvidado. Ahora veo cosas muy lejanas, pero muchas otras que están al alcance de la mano no puedo verlas.

El segundo de Fangorn, o Bárbol, quien con todo derecho se dirige a Mithrandir como "joven maestro Gandalf":

Siempre me gustó ir hacia el sur. De alguna manera, es como ir cuesta abajo.

¿Cómo podrían explicarse estas nociones? ...



Espero, de alguna forma, haber suscitado alguna reflexión o al menos un momento de lectura agradable.
Aprovecho para recordar que queda poco para la entrada número 100 del blog, y que se admiten sugerencias. ¿Qué os gustaría ver en Mazarbul, y de qué prescindiríais? En cuanto a temática, digo. Olvidaos de lo de LA foto ¬¬ ...
^

3 comentarios:

Sergio Daniel Val Ruiz dijo...

nooo por favor filosofia nooo jeje la odio mi cerebro solo da pa imaginar pero no pa pensar en rayadas mentales... por eso nunca se me dio bien y por eso casi muero al intentar leerme los textos de teoria de la comunicacion audiovisual ejej. Un besote. ciaoo

Azul dijo...

Pues a mí me ha encantado este post, pero mi mente está algo obtusa como para escribir un comentario que esté a la altura... gggg... es el primer efecto-exámen, envenena la mente de información de rápida digestión y poca persistencia... Pero bien, genial recordar a Locke y Spinoza, me han entrado ganas de chutarme una dosis de filosofía en vena...

Oye, volviendo al mundo terrenal, la biblioteca te echa de menos, gggg, me lo ha dicho en confidencia. Así que ya sabes, no la decepciones, pásate un día y charras con ella...

Segundo efecto-exámen negativo, tendencia a la divagación...

Un beso, una fresa y un lacito.

BarakKhazad dijo...

Gracias por leerme...

y si alguien encuentra otro artículo, en algún lado, en el que se empiece hablando de Platón, se pase a Hume y se acabe por Gandalf y Bárbol, le invito a cenar al restaurante que quiera. sea mujer u hombre. he dicho.

gnoseología y Tierra Media en un mismo post. q más queréis? XDDDDD

Mi Feevy: Blogroll