domingo, 15 de abril de 2007

El colgante

^
Este relato es continuación de "El Rey de los Goblins",
que a su vez lo es de "El Lobo".
Mis disculpas por la tardanza... la Semana Santa y esas cosas... de todas formas teníais un teaser en los comentarios de "El Rey..."
Una vez más, gracias a Fer-Sama por el arte gráfico ^_^ .


El encapuchado da varios pasos firmes y rápidos hacia el Rey de los Goblins. Este vacila y retrocede. A dos metros de distancia del gigantesco goblin, el encapuchado alza un brazo con cierta parsimonia y dirige su palma abierta hacia la cara del Rey.
- Hu-huh... ¿Qué...?
El confundido Rey de los Goblins es incapaz de terminar su frase, porque de repente una inmensa fuerza invisible sacude todo su cuerpo hacia atrás y lo hace impactar de forma violenta contra la pared de roca de la cámara. La presión es tal que el Rey deja escapar un grito de dolor y queda sin resuello, cayendo al suelo. La lanza que sostenía cae también al abrir la mano, rebotando en la piedra y deteniéndose a varios metros de distancia. El encapuchado baja de nuevo su brazo.

El Rey de los Goblins se incorpora, magullado, tratando de recuperar la respiración.
- ¡Maldita zea! ¿Qué creez que eztáz haciendo? ¿Quién erez tú? - gruñe enfadado.
El encapuchado permanece quieto. El Rey de los Goblins busca con la mirada su lanza.
- Luchaaráss para míii - repite el recién llegado.
El Rey de los Goblins considera su situación... Desarmado. Aturdido. Con sus guardias muertos, o enterrados bajo el desprendimiento en algún lugar de los pasadizos. Su informador decapitado. La lanza, tras el encapuchado; imposible alcanzarla evadiendo un encuentro frontal... Considera las posibilidades de la lucha cuerpo a cuerpo... pero viene a su mente el reciente golpe contra la pared de la cueva... la mano del encapuchado dirigida directamente hacia él, la incontenible fuerza de tracción y la violencia del impacto...
El encapuchado hace un movimiento con su brazo en ese momento, lo cual basta para que la inmensa mole del Rey de los Goblins se desmorone emocionalmente y desestime instantáneamente el enfrentamiento contra el misterioso brujo, cubriendo instintivamente su grotesca cara con un brazo. Pero esta vez no se trata de un ataque. El encapuchado lleva su mano dentro de la capa, y parece estirar con fuerza de algo colocado sobre el pecho, que queda oculto. El Rey otea tras su inútil protección. Ya sale la mano de debajo de la capa, trayendo algo que pendía del pecho a juzgar por la cadena de metal que se ve colgando. El encapuchado lanza el objeto pacíficamente hacia el Rey. Éste, siguiendo una vez más su instinto, tiende su garra y lo atrapa en el aire. Tontamente, lo mira con extrañeza para ver de qué se trata.
-¿Eeeeeehhh?
Allí, en su palma, ante sus incrédulos ojos, se halla el macabro trofeo origen de todas sus tribulaciones.
De una sencilla cadena de aretes metálicos cuelga un soporte tosco, sin ningún tipo de adorno, en el que hay a su vez engastado un afilado colmillo blanquecino, de unos 15 centímetros de longitud. Parece perfectamente sano y está limpio, sin roces ni desgaste, al igual que el soporte y el engarce, lo cual sugiere que ha sido obtenido de alguna bestia joven y montado recientemente. El tamaño y la dureza de la pieza no dejan lugar a dudas: se trata de un huargo. De una cría, desde luego. Pero en la situación actual ello no deja de ser problemático, más bien al contrario.
- E--ezto ez...
- Sssí. La críia de Warghzam, el Señññor de loss Huargoss.
- P-p-pero ¿tú...? ¡Maldita zea!
El encapuchado contempla ahora al Rey de los Goblins, silencioso. Como si estuviera evaluándole... El Rey, a medida que toma consciencia del significado del colgante que tiene en sus manos, se pone cada vez más histérico.

- P-pero loz huargoz eztán furiozoz por el azezinato de la cría, y tú haz traído ezte funezto colgante a mi cueva!!! Noz matarán a todoz!!
- Noo, no lo haránn... - responde el encapuchado - Máss bien noss esstaránn aggradeciidoss por devoolverless el colmiillo de ssu queriida cría. - Ante esto, el estupefacto Rey de los Goblins emite un gruñido sordo al tiempo que sacude su cabezota. - Haail, Rrey de loss Gobblinnss de Artteixo, - el encapuchado habla ahora con la voz de Annatar, seductora y diabólica, maliciosamente tentadora - hoy al annochecer commandaráss tu ejjército: ssaldréiss de lass cuevass y arrassaréiss el pobblaado de leññadoress al nnoorte. Apenass habrá ressisstenncia. Ssu pozo fue ennvenennado hace doss nochess y la pesste sse exstiennde enntre ellossss. - a pesar de la completa negrura en el rostro del encapuchado, el Rey de los Goblins cree percibir un deje de satisfacción en su visitante, quizás en la voz, al decir esto último. No le cabe duda alguna de quién puede ser el responsable del envenenamiento del pozo.
La perspectiva de saqueo y pillaje fácil siempre es interesante para un goblin, por lo que ahora la conversación parece estar navegando por aguas más plácidas para el Rey. No obstante, no entiende aún el papel del colgante, ni cómo los huargos podrían llegar a perdonar el asesinato de su cría. El encapuchado se gira hacia un lado, aparentemente observando algo más allá del cuerpo del gigantesco goblin. Ahora camina, dándole a aquel la espalda, con cierta parsimonia en comparación a sus anteriores movimientos rápidos y certeros, hacia el trono de piedra que hasta hace nada ocupaba el Rey de los Goblins. Al llegar, se da la vuelta y toma asiento en la tosca talla de roca lenta y majestuosamente. El Rey, que le ha seguido con la mirada, se acerca a grandes trancos, dubitativo y con resquemor. Pero el dolor del reciente golpe y el miedo a la magia o cualesquiera otras artes ocultas de que pueda hacer gala el encapuchado parecen ser elementos disuasorios suficientes para mantenerlo dócil... al menos por ahora. Se sitúa frente al visitante.
El encapuchado, sentado en el trono, vuelve a hablar. Su voz es marcadamente autoritaria esta vez, sin perder un ápice de lo diabólico.
- Mataréiss a loss hommbress y loss desscuartizaréiss... violaréiss a las mujeress y lass assessinaréiss... - pausa dramática - ... no necessariamennte enn esse ordennnnn... - nueva pausa dramática - Inncenndiaréiss lass cassass, robaréiss lass armass y capturaréiss loss animaless. Enntre el botínn, enconntraréiss esse colgannte - el encapuchado señala el dantesco objeto en la garra del Rey de los Goblins - enn mannos del jeffe de loss leññadoress, y sse lo arrebataréisss. - una antorcha se prende con fuerza en el pensamiento del Rey - Anntess del albba iráss a ver a Warghzam y le pressentaráss tuss resspetoss... y el colmmillo de ssu cría, claro esstá. - ahora arde como una tea embreada - Al ssaber que ha ssido hallado en mannoss de loss leññadoress y que los gobblinnss lo habéiss reccuperaado, oss esstará aggradeciidoo.
- Hm... ¿Warghzam creerá que un leñador pudo azezinar a zu cría y huir del bozque como zi tal coza?
- Ssolo alguienn que connozcca bienn el bossque podríia habberlo hechoo, y los gobblinnss nno ssonn tann temeerarioss commo para haceerlo. Nno ssonn tann ssuicidass. Warghzam ssabe esso. ¿Qué benneficio obtendríaiss los gobblinns de esso?
- Er... zí, parece razonable... hazta cierto punto...
El encapuchado tarda un momento en responder a la reserva del Rey de los Goblins.
- Ess razonnabble. - es la sucinta contestación - . Warghzam querrá venngarsse de loss humannoss, y le connvenceráss para atacar loss otross pobbladoss de leññadoress al nnoorte y al esste.
Si el pensamiento del Rey de los Goblins pudiera materializarse, haría entrar en ignición la pequeña cámara de piedra desnuda. Que un goblin cavile tanto y prevea un plan ajeno, aún con indicios evidentes como ayuda, es algo casi inaudito, no sucede todos los años.
- Lo que planeaz ez... una campaña a gran ezcala, ¿no ez cierto?
Sentado en el trono de piedra, el encapuchado alza un brazo hacia el Rey de los Goblins con la velocidad del rayo.
-¿Uh? - De pronto, el rostro del Rey queda desfigurado en una mueca de dolor. Una punzada lacerante atenaza su muslo y le hace tambalearse. El brazo del encapuchado desciende, extendido, y con él lo hace el enorme cuerpo del goblin, que arrastrado por una invisible fuerza y el dolor, hinca su rodilla en el suelo y queda postrado, con un gruñido lastimoso. Sólo ahora es el encapuchado igual de alto que el Rey, arrodillado y cabizbajo. Aquel recoge su brazo y lo vuelve a apoyar sobre el trono. El Rey gime al esfumarse el dolor, tan inadvertidamente como apareció, pero no se mueve.
El encapuchado vuelve a hablar con su voz siseante.
- Tenndráss loss detalless a ssu debiido tiemmpo... Por ahoora, connduciráss a tuss gobblinnss al nnorte y al esste, monntanndo a loss huargossss.
- ¿Jinetez de huargoz? - interviene el Rey aún dolorido, con la cabeza agachada - No loz hemoz montado dezde...
- Mienntrasstanntoo - interrumpe el encapuchado, sin prestar atención a la réplica del goblin - yo ammpliarée mmi ejjéercitoo hassta haceerlo innvenncibleeeeee...
El Rey de los Goblins se levanta, sin osar mirar al encapuchado.
- Ahooraa máarchate. Reúunne a tu ejjéercitoo... - las siguientes palabras son pronunciadas con un ansia y malicia incontenibles. - A neew powwer iss rissing... Itss victoryy iss at haannd...
v

14 comentarios:

Frealaf dijo...

queremozzzzz maaaazzz !!! maaazzz !!

XD interesnte interesnte la historia, ya enganche tb a mi prima jujuju

BiMBo dijo...

el encapuchado es el emperador galáctico!!!

tiene claramente poderes sith! y muy mala ostia!

es él!!!

(siento haberte estropeado la historia)




javifever dijo...

lol jejeje la historieta interminable XD

javifever dijo...

al menos es un post k entretiene

BarakKhazad dijo...

Frealaf, dile a Erea que se manifiesteeeeeee! ^^

Bimbo: YO SOY TU PADRE! ^^

javifever, siempre posteas de dos en dos, como los petitsuise, o los diecisieteañeros ^^
te entretiene? admitelo, eres hetero... digoooo, admitelo, no la has leiiiidooooo :-P

hm, creo q en este capítulo no hay momento Chispita *-) pero es q lo tenía escrito ya de antes de hacer aquel comentario... en el siguiente habrá, i promise.
(x cierto, un poco soso, no? demasiado plan, demasiada maquinación, y poca acción, nop?)

Ander dijo...

¡Dios! No sé por qué, pero el encapuchado con tanta "s" me recuerda a Rajoy, jejejeje

KISSES&HUGS

BarakKhazad dijo...

Bueno, poco más o menos...
Total, son distintas encarnaciones del Mal, con mayúsculas XDDDD

Chispita dijo...

Te equivocas enano, esta vez también hay momento chispita... kaameekaameehamehaaaa! el encapuchado conoce la técnica de Dragon Ball aunque, como es muy chulo,lo hace con una sola mano ¿nadie se había dado cuenta? se ve también en la ilustración
Besines

BarakKhazad dijo...

juaaaaaaaaaas XD hombre, se suponía que no tenía que saber usar ki, pero la interpretación de Fer siempre es muy particular ^_^
si le dejara infinita libertad, seguro que veríamos al encapuchado usando el Kage Bunshin no Jutsu, o invocando a demonios del más allá XD
tiempo al tiempo... ^_^

no, va, pero ahora en serio, ¿os ha gustado, este? ¿mejor o peor que el anterior? yo le he echado un poco en falta algo más de acción, nop?
Creu, si estás por ahí critica please! :)

Monito dijo...

mmmmm, siento decirtelo, pero a mi no me está enganchando nada. Una de las cosas q no me gustan es que siendo los gobblins una especie que no se caracteriza por su gran inteligencia, su rey ha tenido varios momentos de lucidez (de hecho, alguno más de lo esperado) que me han mosqueado. En segundo lugar, lo de la obediencia ciega a un ser más fuerte, monstruoso y dominante q otro ser, está muy visto, y a mi no me mola demasiado. NO sé, ya te dije q quizás todavía no tengo la suficiente perspectiva para criticar tus relatos. Esperaré el siguiente capítulo. X cierto, lo del colgante estaba cantado, como has podido buscar un recurso tan fácil? atacar a los leñadores y hacer como q ellos mataron a la cría. NO sé sigo viendolo demasiado sencillo. Otra cosa q no me gusta es q hay momentos en los q la acción transcurse demasiado deprisa y otros en donde van demasiado lentos, quizá intentando buscar un camino intermedio. Pero bueno, q si a todos les gusta no soy yo nadie para criticar tu trabajo. Pero ya te digo, sabes que soy un devoralibros y seguramente este no hace que me enganche hasta después de la página 10, y por lo tanto me costaría muchisimo leerlo. Eso es todo, en el siguiente capitulo te sigo destripando, jajaja. Besets

BarakKhazad dijo...

¬¬ ...

ya te vale...

lo de los goblins, ya dije q el Rey era un caso especial:
el Rey de los Goblins no es sabio, pero a veces tiene momentos de lucidez que podrían hacer pensar que sí... Además, es de los pocos que sabe agrupar polisílabos y no perderse en la maraña de ceceos.
(en El Rey de los Goblins, q además, le dediqué un capítulo entero para él... si no fuera importante podría haberlo titulado simplemente La Cueva, o así XD)
Además, hay goblins y goblins... los de "Labyrinth" por ejemplo son super descerebrados, pero los de "El Hobbit" son mezquinos y astutos... más inteligentes que los orcos que salen en ESdlA, por ejemplo...

Lo de la obediencia al encapuchado, no es ciega. Puse varios momentos en los que el Rey se plantea no acatar las órdenes del otro y tal... pero sale demasiado escarmentado como para ello... además, ¿qué quieres? es obvio que si ha matado a los xopocientos guardias para llegar hasta ahí, y escapó de los huargos, cosa que un goblin NO podría haber hecho, mencionado explícitamente, puede reducir a cenizas al rey d los goblins chasqueando un dedo...

Y lo del colgante y el recurso de acusar a los leñadores, pues sí, será fácil, pero necesitaba alguna manera d unir el asesinato perpetrado por el encapuchado con la alianza entre goblins y huargos, y no puedo extenderme N páginas ideando un plan muy complejo y currado, por evidentes razones de espacio y moving-on de la historia. Si fuera una novela, obviamente sería otra cosa, pero es un relato bloggeado, por lo que la extensión es uno de los factores principales, por desgracia.

De todas formas, trataré de mejorar. De eso va esto precisamente, así que agradezco todas las críticas constructivas que se me hagan. Eludiré recursos fáciles e intentaré uniformizar la trama...

Por otro lado, el que seas devoralibros no justifica el criterio: si consumes compulsivamente best-selleres de pseudo intiga histórica o aventuras-acción, es normal que estés acostumbrado a un ritmo de narración particular, que te hace no poder soportar "El lobo estepario", de Herman Hesse, "El Señor de los Anillos", de Tolkien, o alguno de Saramago, aunque sean probadas obras cumbres de la literatura universal.
(...para los "malos": obviamente no estoy diciendo que este relato lo sea, desde luego; sólo digo que el hecho de que el ritmo narrativo no siga el clásico esquema in crescendo, in crescendo, in crescendo, + climax + desenlace abrupto y fortuito, que a mi, personalmente, me parece aburrido y previsible, no tiene porqué descartar buenas obras que merezca la pena leer... arriba di algunos ejemplos, de hecho)

El próximo capítulo tiene mucha más acción. Y ello ya estaba decidido antes de leer esta crítica...
Y de hecho, no a todos les gusta, hasta ahora, lo que pasa es que no lo dicen, porque prefieren quedar bien, y no hacerme quedar mal ^_^ no siempre es lo mejor, desde luego.

Gracias por tu sinceridad Monito. Pero podrías haber sido más sutil ;-)

último comentario: NO voy a meter pokemons para que te enganches, si es eso lo que pretendías... ¬¬

Azul dijo...

Bueno, pues a mí me gusta, y sí, casi más este que el anterior, que cuentas más cosas y detalles de la trama. Y quiero saber más cositas del encapuchado que me está empezando a gustar, ggggg, es maaaaaloooooo, pero quiero ver sus motivos, porque eso de malos porque sí, no me gusta, ¿eh? Espero que en próximas entregas nos expliques sus porqués... Es que a mí los magos malos me molan un montón, ¿se nota? jajajajajaj! Sí, soy fan de Raistlin :-D Y oye, ¿es políglota? He speaks English!!!!

Muaaaaaaaaaks y fresitas!!!!!!!!

BarakKhazad dijo...

mmmh, Raistlin vende mucho y será mega poderoso y Amo de todas las cosas y tal, pero a mi siempre me cayó mal, por el ingente maltrato a Caramon, que en cambio sí era un trozo de pan.
sobre todo tras la Prueba y cuando ya es Túnica Negra.
Uno de mis magos malos preferidos es Dalamar... seductor... mmmmhhh :)

lo del english era un guiño a otro mago malo famoso: es una frase de Saruman el Blanco, vuelto Multicolor.

Azul dijo...

Buenoooo, Dalamar tenía un puntazoo, con eso de que es elfo oscuro y tal... jajjajajajaj! Por cierto que tiene un libro para él solito!! ¿Dalamar el oscuro o algo así? Pero no me lo he leido... De todas formas, definitivamente, mi prefe es Raistlin, sí sí sí...

Muack tapeador!!!! Próx miércoles más... ¿no?

Mi Feevy: Blogroll