viernes, 26 de octubre de 2007

Pensamientos (3) Autoridad ética y centro ideológico

^
Otra reflexión que me viene a la cabeza es: ¿existe de verdad autoridad moral alguna? ¿para legislar, gobernar, y demás? Es decir, la legitimidad a los políticos se la damos nosotros, el pueblo. Sin carta blanca, claro. Pero ¿hasta qué punto? ¿Puede existir autoridad moral colectiva? ¿Social, política? (recordemos, "política" viene del griego πολιτικος, politikós, las cosas de la polis, de la ciudad, lo que nos afecta a todos) ¿O lo único cercano a eso es la autoridad ética que cada uno tiene para consigo mismo, los padres para con los hijos, etc? El savoir-faire per se, el imperativo categórico frente al hipotético...

Quizá sea algo así como la relación entre bilingüismo y diglosia, que una persona puede ser bilingüe, pero las comunidades, de forma práctica, no; son diglósicas. O como el centro. ¿Existe el centro, como ideología política? ¿Podríamos calificar a UPD como centro, que es donde la población, en general, la sitúa?

Esto sí lo tengo claro, opino que el centro no existe como ideología política, y que por tanto, no pueden existir partidos políticos de centro. Lo que sí pueden haber es personas de centro. Es decir, conservadores moderados, o progresistas moderados. Simpatizantes de algún partido de derechas, o de izquierdas, pero con cierta visión crítica progresista, o conservadora, respectivamente. Así, una persona se podría definir como de centro-derecha, o de centro-izquierda. Pero no creo que, con rigor, sea posible lo mismo para los grupos de personas, para los partidos políticos. Creo más bien que un partido puede ser de derecha, radical o moderada, o de izquierda, radical o moderada, pero que en todo caso marca su corte ideológico, vía sus estatutos o vía sus propuestas de gobierno. Y, evidentemente, que pueden existir personas, o corrientes (grupos de personas) más conservadoras en grandes partidos de izquierdas, y personas, o corrientes más progresistas en grandes partidos de derechas.


Con respecto a los partidos, tan escasos, formados por individuos marcadamente de izquierdas e individuos marcadamente de derechas, creo que:
O toman un corte progresista, moderado (controlado) por el sector conservador,
O toman un corte conservador, moderado (presionado) por el sector progresista,
O simbolizan, por fin, el triunfo de la Civilización, representando la alianza intelectual entre personas de ideologías opuestas unidas en aras de un bien colectivo, en gran medida altruista (los filósofos se han convertido en políticos).
O, desconfiada y acaso exageradamente, son en realidad una auténtica banda, mezcolanza de diversas tendencias, unida para conseguir réditos político-económicos (los políticos se han convertido en filósofos).

Personalmente, la opción que más me interesa, y me sorprendo a mí mismo cuando lo pienso, es la tercera (fríamente... ¿no debería ser esa la elegida por todos, teniendo dos dedos de frente?).

Intuyo que UPD se colocará en --- texto editado por el Centro Nacional de Inteligencia ---. La misión parece ser conseguir llegar a la posición de bisagra para pactar y permitir la formación de Gobiernos. Y en este caso, la verdad, me parece harto encomiable el propósito. Actualmente, son los nacionalistas quienes ejercen esta posición de enorme poder, y en la práctica, esto se traduce en que una inmensa minoría decide el destino de la inmensa mayoría de españoles. Cosas del juego democrático. Me parecería mucho más real, y pragmático, y sensato desde el punto de vista del entramado social español que quien tuviera esa responsabilidad fuera un partido progresista formado por gente de izquierdas y de derechas. Al fin al cabo, creo que eso sí se corresponde con la realidad de la mayoría de los españoles. Muchos son de izquierdas, muchos son de derechas, pero todos queremos que España vaya lo mejor posible, ¿no? En eso estamos de acuerdo. No estamos de acuerdo, obviamente, en los criterios que definen ese que vaya lo mejor posible. Por ello, quizás un partido plural sea una buena cosa...

Por cierto, que nadie olvide el nacionalismo español. Que existe, y como dice Carod, se habla poco de él. Pero también, que nadie confunda nacionalismo con regionalismo, o nacionalismo con independentismo.

Insisto: me parece vergonzoso que seamos el único país en el que la bandera no es un símbolo simpático, respetado, querido. No digo que haya que idolatrarla. Soy anti-banderas. Pero es que es lo único que nos aglutina a todos. Eso y la Constitución. Por tanto, promulgo el respeto a ambas.

En fin... aún habrá que esperar a que se defina más la cosa de cara a las generales de marzo, pero yo, por fin, después de muchos años de voto útil, veo quizá la luz al final del túnel. El drama de un demócrata es no encontrar partido al que votar deseosamente. El del votante de izquierdas, es la dispersión de voto, y el del de derechas, el sufragio universal.

Próximamante, Cartas a un joven khazad.

^

5 comentarios:

Creu dijo...

No va a haber partido bisagra, es imposible. La ley electoral española acaba con los partidos minoritarios dando sus votos a los mayoritarios.
Solo las minorías nacionalistas periféricas sobreviven un poco mejor, pero eso es por que suplantan en las regiones donde están implantadas al partido nacionalista por excelencia... el PP.
Por otro lado el partido de Rosa Diez es un partido nacionalista español y de derechas, creado para cumplir con tres propósitos; darle un poco mas de cámara a "Rosita la fantástica", conseguir que Savater siga chupando de las arcas del estado y darle una excusa para el suicido político a Boadella (a los estetas del calibre de Boadella les atrae el suicidio en cualquiera de sus formas).

Creu dijo...

Umm, me acabo de dar cuenta de que no dices donde se situara el partido de Rosa Diez, dado que yo no tengo ningún CNI (de hecho no tengo ni inteligencia), pero si tengo una intuición del copón, me arriesgare a decir donde se va a situar el Partido Egocéntrico; a la izquierda de la cúpula del Partido Payasete y a la derecha de los votantes del mismo.

NUTXO dijo...

bueno esta claro q ningun extremo es bueno no es bueno ser de extrema derecha ni de extrema izquierda.
El centro si puede que exista xo no lo han encontrado xq siempre q se acercan acaban mas a la derecha q nada!
El UPD, visagra visagra no se yo intentaran sacar votos y me imagino q querran q el q vaya a gobernar tenga q pactar con ellos , pero ya veremos q pasa q de la rosita no me fio ni un pelo q es mas de derechas q la derecha y su afan de llamar la atencion seguro q regala alguna perlita del royo espe!!

BarakKhazad dijo...

Precisamente, pienso que UPD podría situarse en una posición de poder y convertirse en el tercer partido de ámbito nacional no minoritario. Esa es la idea, claro. Si no, nada.

Y si así fuera, pues con que la distribucion de votos PSOE 44%, PP 44%, resto de partidos juntos 12%, pasara a ser PSOE 35%, PP 35%, resto de partidos juntos incluido UPD 30%, me parecería de putísima madre, la verdad.

Sobre Rosa Díez, la verdad es que no la conozco apenas, pero creo que vale la pena tantearla, y conocerla, mejor. A Rajoy y adláteres ya los conocemos, y a Zapatero también. A ver si ahora os váis a poner reticentes por darle una oportunidad a Rosa Díez para que la conozcamos mejor... ¬¬

Y a Savater y a Boadella los conozco en persona, y tengo una visión de ellos muy diferente a las que planteáis, la verdad. De momento, es el único partido en el que podría confiar, en situación previa incluso a la pre-campaña.

Démosles tiempo. Y cancha. Que las superestrellas ya están muy vistas, y ya sabemos que a la hora de la verdad, goles pocos. Siempre me han caído simpáticos los equipos-revelación.

Wild Runner dijo...

El sábado, por la radio, estaban dando un programa especial por aquello de que hace 25 años que el PSOE obtuvo mayoría absoluta. Entre otros, aparecieron unas declaraciones de Alfonso Guerra diciendo que, desde que se vio que los dos principales partidos eran PSOE y PP, lo que ambos partidos debían hacer era "mimar" a la UCD o al CDS, ya que era el partido "bisagra" (usó la misma expresión).

Además, matizó que lo importante es que esa bisagra era de ámbito nacional, con lo que era mucho más fuerte y (en principio) equitativa que una bisagra regional.

Me parecieron unas palabras muy inteligentes, y de hecho creo que no vendría mal que UPD se estableciera como partido bisagra, aunque a los votantes de ERC o CIU les fastidie.

En fin ... tiempo al tiempo.

Mi Feevy: Blogroll